Correas Dentadas

La correcta elección de una correa dentada es muy importante para que el accionamiento funcione de forma óptima, por eso en Transmision57 tenemos disponible un presupuesto con atención personalizada para poder guiarte en la correcta compra de correas dentadas. El principal consejo que te daremos es medir con un medidor la tensión, normalmente se suele hacer con un medidor de tensión sónica. Esto utiliza las ondas de sonido transmitidas por el cinturón para determinar su frecuencia de vibración y la convierte en un valor de tensión. Además de la tensión correcta, también es importante la correcta alineación de las poleas: esto se puede lograr con la ayuda de un sistema de alineación basado en el láser.

Correas de transmisión dentadas

En una transmisión por correa dentada, la potencia se transmite entre dos ejes paralelos a los que se acoplan las poleas de la correa dentada, que a su vez se conectan entre sí mediante correas dentadas. Este diseño se conoce a veces como accionamiento síncrono porque tiene una relación de transmisión fija y, a diferencia del accionamiento por correa trapezoidal, no puede producirse ningún deslizamiento. Las cuerdas de tracción incorporadas en una correa de distribución son un factor para determinar la resistencia de la correa. Pueden ser de fibra de vidrio, acero, carbono o aramida.

Tipos de correas dentadas para comprar

Hay muchos tipos de correas dentadas, principalmente existen correas de distribución estándar y personalizadas, cada una adecuada para una aplicación única. Tomemos, por ejemplo, la correa de distribución hecha de policloropreno de caucho sintético (PCP): está disponible en el clásico dentado en pulgadas (MXL, XL, L, H y XH) y con el dentado Powergrip HTD o Powergrip GT. También hay correas dentadas de poliuretano en tamaños métricos con perfiles T y AT, que a menudo se utilizan para fines de transporte además de la transmisión de potencia habitual. Estas cintas pueden soldarse a medida si se solicita y, si es necesario, también pueden estar provistas de una capa de cobertura adicional con un mayor coeficiente de fricción o vuelos.

Las correas de goma de paso pequeño se utilizan generalmente cuando la precisión (en el posicionamiento) es importante y, sin embargo, se requiere una transmisión de potencia adecuada. Las correas de goma de gran paso, por otro lado, son más adecuadas para transmisiones en las que se necesita transmitir una gran cantidad de potencia.

Para transmisiones con un par extremadamente alto a baja velocidad, las correas dentadas de la gama PolyChain son una solución adecuada. El PolyChain Carbon Volt, por ejemplo, es el cinturón más fuerte actualmente disponible. Esta correa no sólo es ideal para transmitir un alto par a baja velocidad, sino que también es la única correa dentada de poliuretano del mercado que cumple con las directivas ATEX y, por lo tanto, puede utilizarse en un entorno potencialmente explosivo.

Las correas dentadas en versiones de PU y de goma también están disponibles en una versión finita y son adecuadas en esta forma para las transmisiones Omega. Los extremos exteriores del cinturón se sujetan con placas de sujeción para que sea posible un movimiento de ida y vuelta o de subida y bajada.

Factores para comprar correas dentadas

Varios factores determinan qué tipo de correa dentada es la más adecuada para un accionamiento concreto, como la aplicación (¿qué hay que accionar?), la potencia a transmitir, la velocidad deseada (aceleración o desaceleración) y la distancia entre centros (HOH) de las poleas. También es importante saber cuáles son las condiciones ambientales y si el espacio disponible es limitado (¿cuál es el diámetro y el ancho máximos de las poleas?).

Mostrando todos los resultados 4

Sistema de transmisión por correa dentada

Una transmisión por correa dentada consiste en dos o más poleas con una rueda exterior (de ahí el nombre de poleas de correa dentada) sobre las que se tensa una correa dentada. Los dientes de la correa se engranan con los dientes de la polea y así el movimiento se transmite de una polea a la otra. A diferencia de las transmisiones por correa trapezoidal, no hay deslizamiento debido a la caja de cambios y por lo tanto la eficiencia de la transmisión es mayor.