Tuercas Especiales

tuercas industriales

Tuercas especiales industriales

 

Cuando hablamos de componentes industriales o para su uso por parte de profesionales de las instalaciones mecánicas y eléctricas, lo más común es imaginar aspectos de difícil identificación por parte de particulares, elementos de gran tamaño, potencia, coste económico, etc., pero lo cierto es que en muchos casos los elementos que más se emplean en estos contextos son conocidos por todos. En este artículo vamos a hablar sobre uno de estos componentes, si bien en una faceta más particular, nos referimos a las tuercas especiales.

 

Las tuercas son elementos empleados en todo tipo de productos y no limitados únicamente al montaje de maquinaria pesada o destinada a otras compañías, sino que podemos encontrarlo en elementos tan cotidianos como pueden ser mobiliario de hogar o en nuestros propios vehículos. No obstante, y dando paso al tema que hoy tratamos, en ocasiones las particularidades del proyecto para el cual se requieren las tuercas, hacen necesario buscar alternativas mejoradas a las tuercas que por ejemplo podríamos encontrar y adquirir en cualquier tienda donde se disponga de este tipo de elementos, ahí entran en juego las llamadas tuercas especiales.

 

Comúnmente las tuercas especiales responden a una necesidad de mejorar la seguridad que puede aportar una tuerca común en una instalación, y es que si bien de por sí ya han sido diseñadas con el objetivo de asegurar las uniones entre elementos y componentes, en ocasiones la presión que se ejerce entre esta unión puede llegar a provocar que con el paso del tiempo estas tuercas comunes vayan perdiendo su resistencia hasta poder llevar a aflojarse de forma total con el consiguiente potencial riesgo para quienes trabajar cerca del sistema o máquina donde esté instalada. Por tanto y como indicábamos, con la intención de asegurar en mayor medida la instalación donde se incluyen tuercas, se precisa el uso de elementos mejorados que dan lugar a estas tuercas donde dentro de las alternativas existentes, podemos encontrar algunas donde incluyen hilos de nylon que recorren todo su perímetro interior con el cual realizar una aportación extra de sujeción.

 

A su vez también podemos tener un problema de seguridad no tanto relacionado a una excesiva presión sino al propio contexto donde es instalada la pieza en cuestión, en este caso los principales problemas pueden venir dados a tres aspectos muy concretos como son la excesiva temperatura ambiente, la muy reducida temperatura ambiente y un contexto que potencie la oxidación de las piezas que se encuentran cerca de este ambiente. Por todo ello las tuercas de seguridad también pueden dar respuesta a estos aspectos a través de una composición mejorada  donde el uso de metales inoxidables y los más resistentes a temperaturas extremas se hacen la principal diferencia respecto a las tuercas comunes a las cuales estamos habituados.

 

Esperamos que con este artículo hayáis podido comprender mejor la diferencia principal entre una tuerca común y las denominadas tuercas especiales y es que si bien pueden parecer semejantes a nivel estético, su composición y en ocasiones diseño interno, acaban por ser las principales diferencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.